martes, 3 de marzo de 2009

Tres en la noche


Lo tomé fuertemente con mis manos

lo golpeé dos o tres veces
y luego lo dejé

La tomé cautelosamente y con miedo
la hice volar por unos segundos
y me encontré con él

Los tomé a los dos justo a tiempo
los uní por un momento
y sentí su calor

Ella se inclinaba sobre él dejando caer su interior
mientras que él se elevaba lentamente
yo los observé

Una fuerte tormenta azotó afuera
en ellos ví el reflejo de la luz
que los iluminó


Por que...






...tengo un mate y una pava de
metal.

3 comentarios:

ChEChU dijo...

La fotografía es algo fantástico,
o va,
a mí me fascina.


Te cuento un secreto ya que estamos,
la cámara es lo de menos
lo que hay que tener es visión.


Podes tenes una super cámara
pero si no tenes visión
las fotos no van a salir de lo cotidiano.






Saludos,
Cecilia.

pili dijo...

Me gusto gusto gusto, creo q esa pava y ese mate bailaban o tenian sexo del bueno, jajajaja
yo tambien volvi!
saludossssssss

Natys! dijo...

chechu:
bienvenida!

pili: volver, con la frente marchita, de tanta jodita y tanto fernet! jajaja