viernes, 18 de diciembre de 2009

En pausa


Más de una vez he dicho que la mayoría de las personas no repara en los detalles de la cotidianeidad, lo maravilloso de los pequeños detalles diarios, los cuales nuestros ojos dejaron de ver cuando se acostumbraron a ellos.
Pero debo admitir positivamente que no siempre son diminutos los detalles que me pueden hacer sentir especial, en un momento en el que algo común pero representativo, según yo, sucede.
Hace unos días estaba parada contemplando la grandeza del Océano Atlántico, desde la costa, pensaba en lo chiquitos que somos ante tanta maravillosa inmesidad y en los milones de cosas que debe esconder y blabla.
No me acerqué al agua ese día por que hacía mucho frío, así que fuimos a la playa con el equipo de mate, el tejo y la camara.
Despues de haber perdido dos partidos seguidos y con medio cuerpo congelado, sugerí "¿y si tomamos mate en la casa?". Comenzamos a juntar las cosas y de repente la imagen me hizo quedar en pausa.
Fué como poder ver todas cosas maravillosas, sanas, puras y lo mejor, poder verlas todas juntas.
Ahí fue cuando tomé la foto velozamente antes de que algunos de los protagonistas se alejen.
Dos nenes, sobre dos caballos más un potrillo, a trote muy suave por la playa desértica de Sauce, de fondo: el mar.
Una visión increible para mí, que siempre pienso en los pequeños detalles. Sentí como una envidia sana de verlos tan libres, tan puros, sólo niños jugando en la inmensidad, sin más compañia que dos caballos, nobles e indefensos caballos. Y toda la naturaleza que parecía comerselos de tan pequeños.
Fue de esas fotos que cuando la miras en grande pensas, es una postal de las que emociona, por eso la comparto.
Algunas veces me pregunto si estará bien filosofar tanto y caer en pensamientos que realmente no se si tienen sentido alguno, o sólo a mí me interesan. La verdad no me importa demasiado eso.
La conclusión hoy es que no sólo hay que detenerse en los detalles, mi entorno me brinda todas y cada una de las cosas que son dignas de ver, de oler, de comer, de sentir, de respirar y tocar. Por eso no sólo me fijaré en los detalles. Sólo voy a procurar detenerme más.



10 comentarios:

ojo dijo...

Todo lo que nos llama la atenciòn, merece una pausa, ¿no?

Feliz 2010!!!

Natys! dijo...

Ojo: yo creo que si, a veces me parece que es un poco excesivo el número de cosas que me llaman la atención, pero bueno, así no me aburro.
eeeee!!!!!! feliz año nuevo!!!!

(andrea) dijo...

¡Qué suerte que los detalles te sigan llamando la atención!
¡Es más! Mientras más, ¡mejor!
Porque si no caeríamos en eso de vivir la vida porque si... sin sentirla de verdad, sin detenerse en lo que vale la pena o en lo que es simplemente lindo de mirar, porque a uno le gusta. Sería una vida triste, monótona y aburridaaaa.
Bah, por lo menos para mí.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

sin dualidad no existen los detalles, sin detalles no existe la dualidad, si el detalle dura un instante se es dual, si el detalle dura una eternidad tambien se es dual, pero la dualidad no existe como el detalle, es por ello que la suma de todas las partes no comforman el todo. Solo contemplar, solo abrazar.

Besos de un tal Sarlanga.

mubrecomplicated dijo...

en realidad es muy poca la gente que se detiene a analizar lo que esta ahí para nosotros...
por que tenemos la visión consumista típica de nuestras sociedades, que piensan que sin dinero uno no puede obtener la felicidad ...pues, están equivocados. un abrazo a distancia

eliú dijo...

ahora ya sé cual es famoso puente que retrata la foto de tu blog...



:)



Los detalles para mí, lo son todo.

Natys! dijo...

andrea; que ta un gusto y binvenida, con vos ya son tres los tucumanos jaja, comaprto totalmente con vos, a veces me parece que me limito para no parecer medio loca, pero poco a poco voy asumiendo la ocura y comienzo a disfrutar mas ja, beso

Natys! dijo...

Sarlanga; usted no sabe como eh estado abrazando o intentando hacerlo, ya estoy de vuelta, en mi casa, con mucho calor pero feliz, espero que pronto charlemos mucho, que bueno verlo por acá, me desconcertó, no se pierda.Cariños.

Natys! dijo...

Mubrecomplicated; totalmente, estan equivocados todos aquellos que piensan y creen que el dinero hace a la felicidad, pero, supongo que la única manera de combatir eso, es aceptar que tenemos sentimientos, para con nuetsros pares y para con la naturaleza, pero hasta que al hombre le siga dando verguenza, aceptar su lado más emotivo y sentimental, la veo dificil. un abrazo

Natys! dijo...

Eliú; como????
Ahora contame.
besos!