miércoles, 13 de mayo de 2009

Las cosas como son

La conocida frase que dice:

Llegué para los aplausos, es un fraude.

Pasé la noche buscando informacion,
Comencé a leer las fotocopias de historia,
Al amanecer, me bañé, desayuné y me fui a trabajar,
Pasado el medio día llegué a mi casa,
No comí nada y comencé a pasar el resumen a la compu,
Se me apagó la maquina y no terminé de guardar lo que había escrito,
Escribí todo de nuevo,
Salí de casa y en el ciber de la esquina imprimí el trabajo,
Kiosco uno, sin pasaje para colectivo,
Kiosco dos, sin pasaje para colectivo,
Kiosco tres, sin pasaje para colectivo,
Kiosco cuatro, Bingo!!
Tomé el colectivo para ir a cursar,
El colectivero no frenó cuando toque el timbre,
Bajé dos cuadras despues,
Caminé 7 cuadras hacia el instituto,
Llegué 40 minutos tarde,
Y que pasó?

Nadie, pero nadie me aplaudió.

5 comentarios:

León dijo...

Y tal vez es que llegaste tan tarde, que ya hasta los aplausos habían pasado :P

Gracias por pasar siempre, un abrazo!

fabi dijo...

Juaaaa!!!!!

yo que vos incendiaba a la línea de colectivos!

Natys! dijo...

Leon; la proxima me rescato y los exijo de una!
En menos de una semana, conoci a dos personas q se llaman Leon, que cosa no? jaja

Fabi; nono, tendria que empezar a no dejar todo para ultimo moento, creo que esa es la solucion, perooooooooooo

ojo dijo...

No conocía la frase...

pero bueno, llegando 40 min. tarde, yo que sé!

Saludos y aplausos!

Natys! dijo...

ojo; claro, es un peludo! no me daba cuenta, jaja, con mi viejo cuando era muy chica, cazabamos de esos en el campo, y mi vieja los hacies ecabeche, oooHHH, puede que hayan sido mulitas nose

aplauda aplauda!