martes, 30 de marzo de 2010

La vecina de la conciencia sucia.

Quiero denunciar públicamente a mi vecina. No se cual es su nombre, tampoco se cual es su apellido, no se de que trabaja ni conozco su estado civil, no me he percatado si tiene hijos, ni tampoco se con quien vive.
Pero se dos cosas que no puedo dejar pasar por alto. Esta mujer vive justo debajo de mi departamento y tiene un perro como mascota. Dicho esto voy a explicar a continuación a que hace referencia mi denuncia pública.
La primera parte se la dedico a los hechos; el pasado domingo mi placentero sueño fue interrumpido a las 10 de la madrugada aproximdamente por el llanto de un can, no muy lejos de la ventana de mi cuarto. Como consecuencia de este acontecimiento mi estado de ánimo no fue del todo bueno durante el resto del día. Antes de ser juzgada voy a aclarar que no fue por el ruido de los aullidos, sino por que no pude entender el abandono del dueño del perro. Pero ahí no termina la historia, sino que recién comienza, repitiéndose este desagradable hecho gran cantidad de horas durante el mismo día y del siguiente día también.
Ahora bien, me confienzo una persona no apta para el cuidado de mascotas, por que el mejor ejemplo de descuido soy yo misma. Pero siendo conciente de esto, jamás me haría responsable se un ser vivo e indefenso.
Aquí la denuncia, mi vecina abandona a su mascota durante muchas horas del día, y el animal llora sin parar, sin interrupción y sin pausa rasguña las puertas y ladra desesperadamente.
Desconozco la manera menos violenta en la que podría acercarme a esta señora y decirle lo que sucede con su can mientras ella se ausenta, por que considero que ella ya está al tanto de estos hechos y tan solo los ignora.
No comprendo como esta persona se siente dueña de la vida de alguien, lo descuida y luego pretende que este incondicionalmente le de su afecto, compañía y demás.
No hace mucho tiempo, antes de estos tristes episodios la he visto paseando a lo que para mí hoy es una víctima, sin correa, sin bozal y permitiéndole dejar sus 'regalitos' por toda la cuadra. Esta actitud me había molestado, como me molestan en general este tipo de modos de actuar. Por eso reitero, yo no tengo este tipo de responsabilidades por que no me considero apta y por que se, que es una gran responsabilidad, aunque pareciera que muchos no lo saben.
En una ocasión me tocó presenciar la desagradable muerte de un cachorro, producto de la negligencia de su dueño que lo paseaba sin correa hasta que lo atropelló una camioneta. También vi la reacción del dueño del animal, culpando al conductor por el accidente.
Basta, es hora de tomar conciencia.
Volviendo a mi denuncia espero muy pronto poder hablar con mi vecina, espero que se me ocurra que decirle sin ser 'poco diplomática' como quien dice.
Sería mucho esperar que la gente se gane ese título de responsable. Si estos pobres animales son los mejores amigos, los compañeros, hoy en día las mascotas por las que también se paga fortunas, si representan tanto, por que será que se nota tan poco.
Sin ser de la defensoría de los animales, sin ser exagerada pido reflexión, nada más que eso. ¿Es mucho pedir?


7 comentarios:

pili dijo...

totalmente de acuerdo Natys! Yo amo con toda mi alma los perros pero como hace 7 años vivo sola en un departamento y estoy todo el dia afuera, sufro (si, sufro) por no poder tener un compañero, pero soy consciente q es una chotada tener un perrito y abandonarlo en mi casa solito, asiq me la banco, con la esperanza d en unos años (quiza cuando viva con otra persona y porder turnarnos) pueda tener un peludo amigo dando vueltas en casa.
besotessssssss
p.d: tenemos q volver a nuestro chat nocturno, acepto q yo soy la desaparecida, estuve mucho tiempo en salta y alla la compu anda muy muy muy (increiblemente) mal, pero en estos dias hablabamos, si todavia me aceptas =)

Lucho dijo...

ejejeje!

Bueno tengo dos soluciones viables para tu denuncia.
En primer lugar, yo me acercaría y la pondría al tanto de que la situación de su mascota ya tiene repercución pública. A lo mejor, eso la llame a la reflexión.
En segundo lugar, ponete a trabajar en una ONG o en la sociedad protectora de animales.

Saludos!

Natys! dijo...

Pili; y si, para que lo querés si lo vas a abandonar.
Che en un rato me voy a mi pueblo por que es fin de largo por las pacuas debo ir, supongo que la semana que viene charlaremos, ya me quedo acá asi que, hasta la vuelta!

Lucho: ¿Sociedad protectora de animales? jaja nono, no es mi caso, no soy fanática, ya lo aclaré. Pero no me gustan las injusticias con lo pobres animales indefensos. Capaz vivir tanto tiempo al lado del edificio de humanidades,allá donde vos sabés, rodeada de perritos de la calle, hizo que me dieran más lástima de lo normal.Saludos.



ONG yo? jajajajaja!

AEZ dijo...

A mí NO me gustan nada los animales. Y cuando sufro un episodio como el que vos contás, le tiro abajo la puerta al vecino o a la vecina para gritar: "¿Vos tenés un perro y me lo tengo que bancar yo, la puta madre que te parió?".

Natys! dijo...

Abel; debo decir que ese no sería mi estilo. Además con la cara de pocos amigos de esta señora ni loca le hago eso. Como po arte de magía la criatura en cuestión ha dejado de emitir esos sonidos que te dejan sordo así que supongo que tal vez fue un problema pasajero, muy pronto voy a saberlo.
Saludos!

Ljri dijo...

Coincido con tu cronica-denuncia, es importante que el dueño de la mascota se ocupe de él. Ademas, creo que el abandono producido da cuenta de como es interiormente esta persona, ya que si no se puede ocupar de esta obligación como puede conducirse en la vida. Por eso quiere recalcar la siguiente frase, "Uno ve a las personas en las pequeñas cosas y no en las grandes manifestaciones".

Natys! dijo...

LJRI: me gustaría que me digas de quien es esa frase, la googlié y no la encontré uf. Ya no pasa nada con los ruidos por estos días, pero sigo cruzando los dedos, por que ya empecé a cursar y no tengo ganas de no dormir. Che felicidades en tu recta final!besos.