jueves, 5 de noviembre de 2009

Y no estabas

En el crujir de las maderas respiro hondo en la madrugada,
la noche ya entró hace rato y no me detuve a esperarla,
como un volcán en movimiento se aceleró y se elevó,
más cuando quise darme cuenta ya estaba arriba la sal,
y así sin más que la luna partí empapada de nada,
buscado en ojos ajenos lo que los tuyos no daban,
culpame si es culpa mía tu ausencia en esta mañana,
pero pedime perdón de haberte ido sin decir palabra,
cuando la soga te mata es preferible soltarse,
más cuando no dice nada sorda la olvidarás tirada,
charquitos van en las calles saltando sin decir nada,
no te apresures mi vida la carta no está jugada,
la lluvia cae torrente por los techos enchapados,
no te olvides el paraguas que de esta salís mojado,
y así confiando en mi misma caminé sin decir nada,
pero olvidé la mortaja y la noche me vió desvelada,
jamás olvidé la vez que tus labios me mojaron,
pero tan lejos estas que el sabor se me fue borrando,
mezclando colores raros los tonos me van quedando,
pero me acuerdo y es tarde que ciega me fui olvidando,
y en la mañana escarchada de soledad y de frío,
recuerdos de hoy de ayer de vos que ya no sos mío,
aparecen y se van vienen ríen y se ocultan,
como es difícil estar volviendo a la cama,
cuando solo te acompaña un café y tu triste almohada.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Aun puedo ver el tren partir...la la la la la volvera,volveraaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!no se de quien es.Chiau.Martin

Natys! dijo...

Martín: que canción más trágica, jaja, me dió hasta risa, la encontré por Diego Verdaguer y Amanda Miguel, se llama 'volveré', pero más triste no puede ser, ya sería crimen.
Que amplio tu repertorio musical por dio! beso!

Anónimo dijo...

JaJAjaJA jaJJAJJAAAJJJAJJAJjja

Mariana dijo...

HOLA!
PASÉ POR AQUÍ Y SABÉS ME ENCANTÓ...
Un beso

ojo dijo...

No hay que olvidar que la almohada es buena consejera...

Siempre nos tenemos a nosotros mismos :)

Saludos!

Natys! dijo...

Mariana; muchas gracias, a mi me encanta lo que vos escribis, es como bien puntual, y para visitar tus espacios está bueno, por que paso un segundo y me llevo una poesía. Besos!

Ojo; no hace mucho que comprendí esa teoría de la almohada, antes pensaba que no, pero hoy debo decir que usted tiene razón. con respecto al tenerme a mi misma, confiezo que soy medio dependiente, y muchas veces no me alcanza conmigo, pero bueno, ahora ya se que si duermo tal vez mi almohada me aconseje mejor, besos!!

fabi dijo...

La tiró...

buscando en otros los pedazos que le faltaban :(

la almohada... si hablaran las almohadas!

Natys! dijo...

hola Fabi: tanto tiempo pase sin verla que ya me había olvidado de su sonrisa jaja!



besos...que lo parió!